"Pasión , Amor y Respeto por el Cine"

FUNDADORES

Conoce a nuestros Fundadores de la Facultad de Cine.

Pasión y Respeto por el Cine

Más que un eslogan comercial o un lema institucional, somos una comunidad en donde se reúne todo el saber cinematográfico. En  un mundo intelectual y  artístico, admitimos a estudiantes de todas partes con pensamiento libre, filosófico y crítico.  Como universidad cultural, somos una nueva escuela con ideales y sensibilidad social estrictamente incluyente para quienes antes veíamos y aún vemos la educación en el cine como algo inalcanzable y elitista.

 ¿Entonces, por qué hacer una nueva escuela de cine? 

Considero que es necesario entender que la formación artística debe ser permanente sin exclusión alguna, en la que todas, todos y todes podamos participar de manera activa en la construcción de una mejor educación para nuestro país y América Latina.

Trabajamos para formar a las y los Nuevos Cineastas en un movimiento, impregnado del séptimo arte y con una cultura reflexiva. Apostamos por conseguir estudiantes con gusto creativo, a los que les entusiasme la enseñanza del saber audiovisual. Como resultado que emane en cada uno de ellos un comportamiento noble ante la vida con sentido ético y responsabilidad social. Esto es Pasión, Amor y Respeto por el Cine. 

Para nosotros, el cine no es nada más producir películas. Pasa por asumirlo con responsabilidad histórica y en observar, desde su estudio y ejercicio, los constantes y acelerados cambios de la sociedad y procurar hacer sujetos de memoria a todas y todos los creadores audiovisuales. 

Para representar las historias en el cine se debe saber observar, se necesita empatía y generosidad. Se requiere, desde una nueva mirada, estar atentos de lo que pasa en el mundo real y aportar, como agentes sociales y creativos, cambios y transformaciones para desarrollar una mejor sociedad. Históricamente, el arte ha sido pieza fundamental para la construcción identitaria de nuestro país. Tenemos una oportunidad única y privilegiada de ser parte de ese aporte, en este siglo XXI.

Es por eso que la educación artística se torna como espacio fundamental en el quehacer del arte y del cine. Es decir, que desde la enseñanza también se construya y afiance nuestra producción artística y audiovisual.

También, desde un sano activismo político-filosófico, a partir de nuestras miradas como docentes, aportemos visiones frescas, modernas y actuales para los estudiantes y no perdamos de vista el oficio que ejercemos, mismo que va de la mano con la pasión por el cine y nuestro pensamiento, en torno a él.

Con base en cómo percibimos y entendemos los cambios generacionales, los saltos tecnológicos, las constantes transformaciones de la industria y las tendencias creativas, nos encontramos pendientes de la actualización y ajuste correctos de nuestro plan de estudios. Es por eso que las y los docentes somos estudiantes de tiempo completo. 

Nuestro eje rector y moral no es sólo capacitar a nuestros alumnos como técnicos, sino formar pensadores, artistas críticos y actores políticos de nuestra sociedad. Preparar seres humanos más sensibles, imaginativos, tolerantes y conciliadores que aporten, mediante su arte y conocimiento, a la construcción de una mejor cinematografía y un mejor país.

Pretendemos que nuestros alumnos apoyen a sus compañeras y compañeros en un espacio con espíritu colectivo y colaborativo, ya que el conocimiento es para aprender, enseñar y servir. Es decir, antes de procurar ser grandes artistas, deben pensarse en situaciones grupales, en donde todas y todos tengan las mismas oportunidades de participación, opinión, decisión y rol. Asimismo, que se distingan como personas íntegras y comprensivas, capaces de identificar que agredir, lesionar, dañar y poner en riesgo el estado afectivo emocional y físico de los demás son actos inconcebibles de conducta. 

No obstante, el conocimiento siempre es para el bienestar del otro, nunca para lastimar u ofender. Así los estudiantes deben ser plenamente conscientes de ello. Tal vez, eso sea parte de lo que pensamos muchos, y es que, antes que nada, en el día a día, hay que ser mejores seres humanos y después que devenga el ser un gran artista.

¡No pasamos más tiempo en las escuelas o en los trabajos que en nuestras casas! 

Creo que las escuelas y los trabajos también forman parte esencial de nuestra educación y del ejercicio de nuestros principios morales fundamentales. Para poder aportar y vivir en una sociedad justa e igualitaria con miras hacia un futuro más próximo y esperanzador, necesitamos convertir las escuelas y los trabajos en lugares de aprendizaje e intercambio de experiencias, en donde prevalezca un ambiente sano, se irradie fraternidad, solidaridad y desprendimiento en ellos. 

Tal vez, al inicio, las y los estudiantes sueñan con ser directores y fotógrafos, pero con la formación y la sensibilidad artística que van adquiriendo durante su proceso educativo, muchos se ven inspirados en ejercer otra actividad dentro del campo audiovisual. De esta forma, nuestro deber, creo yo, es fomentar y alentar con nuestros actos pedagógicos y artísticos su mirada crítica y su verdadera vocación.

Los maestros de esta institución somos artistas y profesionales del cine y el audiovisual de México y América Latina. Productores, guionistas, directores, fotógrafos, diseñadores de arte, sonidistas, editores y posproductores de imagen y sonido, investigadores y pedagogos acompañamos, desde sus inicios, este sueño. Somos seres creativos y sensibles que hemos dedicado gran parte de nuestras vidas al Séptimo Arte y el Audiovisual, así como a su investigación y estudio de ambos. 

Dividimos nuestras profesiones en el hacer y el enseñar de forma generosa e incalculable. Decidimos compartir conocimiento y saberes con nuestros estudiantes en este espacio de construcción de pensamiento, educación y encuentro, llamado Facultad de Cine.

En el pasado, desde el activismo político, la gestión y la lucha, trabajamos en distintos escenarios para convertir nuestro oficio de cineastas en una profesión. Gracias a esas gestas, ahora los cineastas somos licenciados, especialistas y maestros. 

Los que aquí habitamos, nos formamos en su mayoría filmando e intentando hacerlo. Desde hace algunos años, contamos con un método de trabajo para que nuestro oficio se profesionalice sin perder el enfoque del espíritu artístico y social de hacer y enseñar cine, el cual, inevitablemente, conlleva al constante ejercicio de ensayo y error y a la persistencia y disciplina de construcción y ajuste permanentes del modelo pedagógico planteado desde nuestra fundación.

Estamos aquí por una razón fundamental, la cual es brindar generosamente nuestro conocimiento y experiencia. Nos sentimos comprometidos en la formación de nuevos y talentosos cineastas con objetivos claros. Otra razón importante es la de promover y gestar a profesionales insertados en sincronía con estos tiempos, que se impregnen de una visión y vocación integral en el séptimo arte y en las artes en general. Somos amantes irrestrictos de este oficio, con altos valores estéticos, éticos y espirituales, actualizados con las nuevas tendencias y desarrollos tecnológicos y, más aún, contextualizados con nuestro entorno sociocultural. 

Así pues, la sociedad y el sistema educativo que nos regula reconocen a nuestros alumnos como artistas licenciados, a los que otorgamos, al finalizar sus estudios, un título profesional. Unido a eso y en paulatino y ordenado crecimiento, hemos implementado varias especialidades, modelos y proyectos de alto estudio y extensión.  Tenemos la oportunidad tanto maestros, alumnos y directivos de seguir preparándonos y de compartir nuestra experiencia pedagógica con la estrategia: Experiencia + Método. De esta manera, no dependemos de la ‘’suerte’’ para poder hacer cine, porque capacitamos a nuestros alumnos con un método que construimos y cualificamos día con día.

Los alumnos, permanentemente, son invitados a rodar con los maestros para vivir la experiencia única e irremplazable del set y de las distintas etapas y aristas de una filmación. Pasamos mucho tiempo en el aula -algo absolutamente necesario-, aunque también fuera de ella, ya que nos desplazamos a eventos, realizamos actividades extracurriculares y extramuros de estudio, de intercambio, de divulgación, de circulación y cultura. ¡Vivimos el cine! Así que nuestra directriz fundamental es filmar y filmar. 

Nuestra casa de estudios es nuestra primera locación -adecuada, idóneamente, para ese propósito-. Está situada en el corazón de la colonia Roma de la ciudad de México. En ella contamos con el espacio, infraestructura, logística, soporte y herramientas pedagógicas necesarias para desarrollar y materializar proyectos de alto nivel profesional y artístico. 

Los estudiantes de la Facultad de Cine pueden estar seguros de que tendrán trabajo, que crecerán y vivirán como artistas de su tiempo, ya que desde el primer semestre filmarán y participarán en rodajes profesionales, asistirán activamente a eventos, festivales, muestras, mercados y foros. De tal modo que, al culminar su licenciatura, serán cineastas calificados con experiencia y competencias, que respirarán y transpirarán cine, que amarán el arte y vivirán por él con espíritu crítico, mentalidad constructiva y permanente ánimo de aportación a nuestra cultura y nación. ¡Así lo hacemos nosotros!

2013 Ariel de Oro a mejor película "El Premio".

2011 Oso de Plata a la contribución artística, Festival de Cine de Berlín.

2011 Mejor Película "El Premio", Festival Internacional de Cine Morelia.

2011 Mejor película "El premio", Festival Internacional de Cine Guadalajara.

2020 Identidad tomada

2019 El Actor principal

2018 Dos Fridas

2017 Cuadros en la oscuridad

2011 El Premio

2017 Julián

Nuestros

FUNDADORES

Manuel Teil

Director de Casting

Director de casting y docente, estudió la carrera de Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Bellaterra (Barcelona, España). Trabajó por varios años en periodismo cultural. En México, se erigió como el director de casting más importante, impulsando las carreras de nuevos actores y actrices. Ha trabajado en más de 130 películas, en su mayoría largos, pero también en muchos cortometrajes, así como en obras de teatro y series de televisión. 

Entre los directores con los que ha colaborado, figuran Arturo Ripstein, Alejandro González Iñárritu, Alfonso Cuarón, Alejandro Springall, Alan Jonsson, Bruce Beresford, Tony Scott, Robert Rodríguez, Tommy Lee Jones, Nancy Savoca y Erick Zonca, entre muchos otros. 

Desde 2016 es miembro de la Academia de Ciencias y Artes de Hollywood. Ha impartido conferencias y seminarios de cine, así como talleres de casting para actores profesionales en México como en otros países de América Latina, Europa y en EE.UU. También ha sido jurado en diversos Festivales de cine, tales como el Festival de Cine Fantástico de Sitges (España), el Festival de Cine Mexicano de Orlando, Florida, (EE.UU.) y el  Incorto Film Festival de Ciudad de México (México). 

Ha obtenido numerosos premios y reconocimientos entre los que destacan: Tres Pantallas de Cristal a mejor casting en cortometraje de ficción y tres nominaciones en el mismo certamen, así como mejor conjunción de casting en el Festival de Florida, Estados Unidos, por el largometraje Morenita de Alan Jonsson (2008).

2015 “Cuatro Últimas Cosas” de Jorge y Emilio Cuaik.

2014 “The Revenant” de Alejandro Gonzalez Iñárritu.

2014 “La Calle de la Amargura” de Arturo Ripstein.

 

Tres pantallas de cristal, mejor casting en cortometraje de ficción.

Tres nominaciones en el mismo certamen y mejor conjunción de casting en el Festival de Florida (USA), por el largometraje “Morenita” de Alan Jonsson (2008).

Acán Coen

Guionista y Director

Guionista, director y productor mexicano, nacido en Londres, Gran Bretaña en 1968. Estudió Cine y Video en Idep Barcelona – Escuela Superior de Imagen y Diseño; fotografía en la EMAV – Escuela de Medios Audiovisuales y teatro con Boris Rotenstein y Berti Tobías. De regreso a México, decide estudiar guion con Xavier Robles.

Es director de los cortometrajes El guardadito (2000), El otro cuarto (2005) y Fin de trayecto (2007), este último lo  hizo acreedor al Premio Ariel a mejor cortometraje de ficción en 2007 y a mejor cortometraje mexicano en el Festival Internacional de Cine de Monterrey. Ha dirigido películas como Una noche (2010), Revelación (2012)  y Nada es gratis (2012). Su ópera prima Visitantes fue estrenada en 2014.

Dirección y Guion:

2014 Visitantes

Guionista:

2007 Fin de trayecto

2006 El otro cuarto

 

 

2011 Mejor guion y cortometraje por “Una noche” en el Short Shorts.

2008 Ariel por “Fin de trayecto” a mejor cortometraje de ficción.

2007 Nominación al Ariel por “El otro cuarto” a mejor cortometraje.

Brigitte Broch

Dirección de Producción

Diseñadora de Arte y Producción, nació en Pomerania, Alemania (actual Polonia) y naturalizada mexicana. Cuenta con una importante y destacada trayectoria en el cine, ha colaborado en más de 30 películas, entre las que destacan Sólo con tu pareja (1991) de Alfonso Cuarón; Cronos (1993) de Guillermo del Toro, película con la que obtuvo su primer Ariel; Romeo + Juliet (1996) de Baz Luhrmann, con la que fue nominada al Óscar por mejor dirección de arte y decoración de setSexo pudor y lágrimas de Antonio Serrano (1999), con la cual ganó el Ariel al mejor diseño de arte; Moulin Rouge (2001) de Baz Luhrmann, con la que ganó el Óscar a mejor dirección artística.

Ha sido nominada para el Ariel por los filmes El jardín del Edén (1994) de María Novaro, por mejor ambientaciónLa otra conquista (1998) de Salvador Carrasco; Amores perros (2000), de Alejandro González Iñárritu. Además de competir por el Art Directors Guild Award por mejor diseño de producción contemporánea con Babel (2006), de Alejandro González Inárritu, y nominada para los premios Goya por mejor dirección de arte por Biutiful (2010), del mismo Iñarritu.

Ganadora del Óscar por mejor Diseño de Arte y Decoración en set por “Moulin Rouge”.

Trabajó con el director Alejandro González Iñárritu en películas como:

2006 Babel

2003 21 Gramos

2010 “Biutiful”, con la que obtuvo una nominación a mejor dirección artística en los premios Goya.

2000 Ariel al mejor diseño de arte por la película “Sexo, pudor y lágrimas”.

1993 Ariel a la mejor ambientación por la película “Cronos”.

Samuel Larson

Diseñador Sonoro

Diseñador de sonido, editor y compositor musical, nació en la ciudad de México y es egresado de la Escuela Internacional de Cine y TV de Cuba (EICTV). Ha colaborado en más de 30 largometrajes, además de proyectos de corto y televisión.

En su filmografía como Diseñador de Sonido, se encuentran películas como Lolo (1992) y Fibra óptica (1998), ganadora del Ariel a mejor sonido, dirigidas por Francisco Athié; Mezcal (2005) de Ignacio Ortiz, ganadora del Ariel a mejor sonidoEn el hoyo (2006) de Juan Carlos Rulfo, ganadora del Ariel a mejor sonidoChicogrande (2010) de Felipe Cazals, entre otras. 

Ha sido editor de películas como El Dirigible (1994), Sexo, pudor y lágrimas (1999), Los puños de una nación (2005), Dos abrazos (2007), Diosa de Plata a mejor ediciónFlores para el soldado (2008), Ariel a mejor documental. Compuso la música original para las películas Vera (2003), Ariel a mejor música originalGringo (2016) y Los Quijotes de la Marcha (2016).

Ha impartido cursos y talleres de Sonido y Montaje Cinematográficos en diversas escuelas e instituciones de México y el extranjero desde 1991 a la fecha.

Es autor del libro Pensar el sonido, una introducción a la teoría y la práctica del lenguaje sonoro cinematográfico, publicado en marzo de 2010 por el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos CCC. En el 2017 recibió el Premio a la Excelencia Docente otorgado por la Asociación Internacional de Escuelas de Cine y Televisión, CILECT.

2008 Diosa de Plata a la mejor edición sonora por la película “Dos Abrazos”.

2007 Ariel a mejor sonido por el documental “En el hoyo”.

2006 Ariel a mejor sonido por la película “Mezcal”.

2004 Ariel a la mejor música original por la película “Vera”.

1999 Ariel a mejor sonido por la película “Fibra óptica”.

Scan the code